21/9/07

Otoño


No sé qué me pasa este Otoño.

Los versos se han ido con el sol, con la marea.

La inspiración se me ha caído, ya ocre, de un árbol, como hoja seca.

Otros vendrán que llenen las calles de poesía.

El parque de Ferrera, que en primavera parece de película de James Ivory ahora es un paisaje en sepia.

Es bonito el otoño y también triste.

El otoño es un paseo con brazos anudados, un cucurucho de castañas asadas y un culín de sidra.

No sé si os pasa, pero yo vuelvo a los lugares intentando recuperar las sensaciones -las agradables por supuesto- y el Otoño es éso: el Parque de San Francisco, un cucurucho de castañas, un culín de sidra, y tarde de teatro en el Campoamor.

1 comentario:

Marta L. dijo...

Precioso, lleno de recuerdos, evocador...
El otoño es pura melancolía, sí, pero una melancolía muy dulce.