3/8/07

Enamoramiento


No sé en qué momento se produjo.
Supongo que fué cómo eso que cuentan siempre. Que el gran amor llega así, cuando no lo esperas y a veces no lo reconoces al principio. Te vas haciendo a él y él a tí, como una especie de domesticación mútua. Con misterio y pisando con la mismísima levedad con que los astronautas pisan la luna.
Luego pasa el tiempo y al adquirir una nueva perspectiva ambos se confiesan que la primera vez ya sabían que el uno sería para el otro.

Pues así, justamente así, fue cómo Barcelona y yo nos enamoramos.

2 comentarios:

La soñadora indecisa dijo...

Ni por un instante me engañaste. Creíste que yo iba a pensar que te referías a otro enamoramiento?? Ni muerta hablarías tu en un blog de lo que te mueve el corazoncito. Sabía que tenía que haber truco. Así que Barcelona, eh?
Por cierto, no te llegó nada vía correo ordinario??
Besos

Bluemoon dijo...

Pues sí, llegó algo, y con lo que llegó quedaría mal decir que el correo era "ordinario".
Me hizo mucha ilusión.

Por cierto, sí pretendía engañarte, y tienes razón, por el momento al menos: no estoy preparada para streptease en el blog.
Quién sabe¡ igual empiezo enseñando algo de muslo, escote.... y a ver cómo termina la cosa. Ejem, literariamente hablando, claro