20/12/07

Problemas de Geografía personal

Nunca sé despedirme de ti, siempre me quedo
con el frío de alguna palabra que no he dicho,
con un malentendido que temer,
ese hueco de torpe inexistencia
que a veces, gota a gota, se convierte
en desesperación.
Nunca se despedirme de ti, porque no soy
el viajero que cruza por la gente,
el que va de aeropuerto en aeropuerto
o el que mira los coches, en dirección contraria,
corriendo a la ciudad
en la que acabas de quedarte.
Nunca sé despedirme, porque soy
un ciego que tantea por el túnel
de tu mano y tus labios cuando dicen adiós,
un ciego que tropieza con los malentendidos
y con esas palabras
que no saben pronunciar.
Extrañado de amor,
nunca puedo alejarme de todo lo que eres.
En un hueco de torpe inexistencia,
me voy de mí
camino a la nada.

Luis García Montero

6 comentarios:

Marta López dijo...

Este es uno de mis poemas favoritos de Completamente viernes. Ay, las despedidas!

Bluemoon dijo...

Es una forma preciosa de expresar el vacío que te queda cuando te despides.
¿Recuerdas aquellas palabras de La Educación Sentimental que aparecían en El Invierno en Lisboa?
Hay un momento previo a las despedidas en el que ya no estamos (algo así).

Besos para todos y Felices Fiestas

PD: He llenado todos los rincones que me rodean de muérdago. Incluso en mi interior hay algo de muérdago.

Anónimo dijo...

Me parece que ese no saber despedirse es, en este caso, el punto de partida de una amarga autorreflexión emotiva -valga la paradoja- sobre la íntima contradicción del sujeto poético entre lo que siente y lo que comunica. Pero, al menos, padecer es vivir, ¿no?
Bluemoon: El muérdago o "arfueyu", título de una revista literaria asturiana,tiene su elegante y discreta belleza pero la baya de su fruto, "a elevadas dosis es tóxica para el corazón" (Matías Mayor y Tomás E. Díez, La flora asturiana, Ediciones Ayalga, Salinas). ¡Menos mal que en tu interior sólo hay "algo" de muérdago!
Que tú y los seguidores de tu estupendo blog tengáis unas felices fiestas y un fantástico 2008.

Bluemoon dijo...

Pues padecer es vivir aunque por otro lado y como dijo Rubén Darío "dichoso el árbol que es apenas sensitivo".
Feliz año tambíen para ti y todos los que insistentemente asomáis el focico por este blog ;)
Gracias por tu excesivo "estupendo".
Besos

Anónimo dijo...

Un 2 de enero no me resulta muy creíble tu opinión "fatalista".
Y reitero lo de "estupendo" por tu actitud de fondo, tu sensibilidad literaria, o sea, vital(a pesar de tu cita del que para mí es el mejor Rubén).

Bluemoon dijo...

Pues sí, haces bien en no creerte que lo fatal de mi postura es solo una impostura literaria que me recordó tu comentario del padecer.
Es 2 de Enero y tengo razones para ver el año como una botella llena del todo aunque sin embargo creo que la tristeza, lo negativo, lo fatal en definitiva, da más para contar que la alegría, lo positivo...que da más para vivir sin más.

PD: "Vivir sin más" como si fuera poca cosa lo de vivir y tarea fácil.
Hay expresiones que de tanto repetirlas nunca las pensamos. Hay más pero ahora no recuerdo ninguna.....